divendres, de novembre 09, 2007

Pura magia en el Auditori

Richard Bona y Marcus Miller en homenaje a Jaco Pastorius.
Dos grandes del bajo en homenaje a otro maestro.
Primero Bona y luego Miller nos brindaron 3 horas largas de jazz fusión para emmarcar.
El protagonista indiscutible, el bajo.
Había estado anteriormente en un concierto de Bona en la sala Luz de Gas. Ayer, en un recinto más grande, cambio de registro. Sin olvidar que su gran baza es la fusión de jazz con raizes africanas y brasileñas, Bona restó en esta ocasión protagonismo al gran percusionista Samuel Torres para darsela a un buen trompetista, Taylor Haskins. La ocasión, aunque a mi me hiciera quedarme sin la oportunidad de asistir a otra maravilla de samuel Torres, exigía ese cambio de registro. Sobretodo teniendo en cuenta quien venía después.
Nunca había escuchado nada de Marcus Miller, sólo sabía que había tocado con Miles Davis. Una buena carta de presentación.
Gran concierto de Miller, con una sección de vientos extraordinaria, un bateria soberbio y un teclista curioso pero de buen arte.
En definitiva, volveré a Richard Bona y descubrir a otro gran artista, Marcus Miller.
Jaco Pastorius no se puede quejar de los artistas que le homenajeaban.

3 comentaris:

ignasi ha dit...

Disfruté la magia de los "bajos".
Genial noche.´Me faltó un final compartido!!

METIS ha dit...

el miercoles estare yo en el auditori escuchando a Ismael Serrano.

no te apuntas a un cafe? cobardica¡ :-)

petons

Berta ha dit...

eeeeeeeeeeey!!

"pura magia", un buen resument para la primera parte del concierto!

yo también estube en el de luz de gas, y en el Poble Espanyol el año pasado. Esta vez en L'Auditori fue distinto... más gente... todos sentaditos... pero Bona supo conectar igualmente con el público. También me faltó un solo de los de Samuel Torres. Y que cantara Dina Lam... Pero estuvo genial!! Y me cortó mucho el rollo que los técnicos desmontaran su equipo y no hicieran ningún bis!!

Luego el bajo de Miller me defraudó, me pareció que estaba muy fuerte, saturado... Pero estubo genial con el solo de clarinete bajo! Y los vientos eran bueníssimos, sí!

En fi, que visqui la música! I els músics com en Bona!!!

bona setmana!